Banner Tutankamon 100 aniversario del descubrimiento de su tumba
Sinopsis

Egipto. Valle de los Reyes.


Era el 26 de noviembre de 1922 cuando, tras hacer un pequeño agujero en el yeso sobre una puerta subterránea, el arqueólogo y egiptólogo británico Howard Carter, puso por primera vez sus ojos en la cámara funeraria de la tumba del faraón Tutankamón. La habitación, amontonada de objetos, seguía prácticamente intacta y pronto se convertiría en leyenda.


"¿Puede ver algo?" - preguntó lord Carnarvon, arqueólogo aficionado y financiador de la expedición.

"Sí, cosas maravillosas" - dijo Carter.


Con motivo del centenario de este revolucionario descubrimiento, TUTANKHAMUN: EL ÚLTIMO VIAJE ofrece por primera vez a los espectadores del cine una increíble oportunidad de conocer al faraón, revivir esos momentos únicos en la gran pantalla y tener la oportunidad exclusiva de ver cómo se trasladaron 150 objetos de los tesoros de Tutankamón a la mayor exposición internacional jamás dedicada al joven faraón.


Tutankamón es un nombre que ha pasado a formar parte del imaginario colectivo en todo el mundo: para toda la gente evoca todo lo más imponente y misterioso del Antiguo Egipto, sus pirámides, la leyenda de la maldición del faraón. Sin embargo, pocos asocian su estatus de celebridad a una combinación de acontecimientos singulares y a la obstinación del arqueólogo británico que descubrió la tumba, en los años en que los métodos de comunicación de masas empezaban a revolucionar completamente nuestras vidas.

Razones para verla
Esta película documental recorre esta increíble historia y ofrece un acceso exclusivo a algunos de los lugares que siguen trasmitiendo su historia. Así descubrimos el Museo Egipcio de El Cairo y vemos los objetos de los tesoros de cerca, a pocos centímetros. Acompañaremos a los expertos durante los trabajos de restauración y durante el traslado de los objetos, y viajaremos con ellos a Los Ángeles, París y Londres. Gracias a uno de los archivos fotográficos privados más extensos del mundo dedicados a los tesoros, así como al material fotográfico y fílmico original del Museo Metropolitano de Nueva York y del Instituto Griffith de Oxford, el público podrá vivir los momentos más conmovedores del descubrimiento de Carter, el impacto que causó la famosa Maldición de Tutankamón, los pocos datos que se conocen sobre la vida del joven faraón: un muchacho elevado al rango de semidiós, que murió prematuramente a los diecinueve años y fue enterrado en una tumba improvisada, para emprender el viaje a la vida eterna junto con sus ricos tesoros funerarios. Tras un efímero reinado, Tutankamón murió en 1323 a.C. y pronto cayó en el olvido. Debido a una serie de acontecimientos fortuitos, 3.342 años después de su entierro, de todos los faraones del antiguo Egipto, su nombre se ha convertido en el único que ha traspasado todas las fronteras y ha alcanzado un tipo de vida eterna totalmente inesperado: el de la condición de celebridad.
Información
Más información
TUTANKAMÓN: EL ÚLTIMO VIAJE